4 de marzo de 2017

13II17

Este fuego que somos habita en mis sueños
Crepita entre mis días y florece
nutrido por mis ganas, avivado por la plenitud y la vivencia
del buen descanso
la serenidad de las horas
la sensación de que el calor de mi cuerpo no es sólo mío
de que cada recuerdo es un microcosmos
del universo que es nuestra historia
de que la vida no pasa, es.
Sigamos
en la dualidad de lo real y lo oculto
lo secreto y lo evidente
lo más profundo a flor de piel.

02VIII17

Lo que no se pierde ni se encuentra habita siempre en su lugar Incluso cuando es ignorado, incluso cuando es malentendido. Hemos unido lo...