22 de agosto de 2015

22VIII15

Creo que es un truco semántico, esta recurrencia atmosférica en mi cabeza
que viene con el frío y se va con el frío.
Todos estos instantes pasados se congelan en mi consciencia,
se congelan y se quedan, girando en medio de la especulación incesante.
Seguiré siendo yo la misma, detrás de las palabras?
El pájaro vuelve en forma de otro pájaro.
Entiendo que no; pero es tentador creer que son el mismo ser.
Si así fuera, también yo lo sería. Podría volver a escuchar este sonido
idéntico a aquel, y no ver la diferencia,
y viajar en el tiempo a expensas de su fuerza
para encontrarme de nuevo y tratar de responderme.
Esto no es más que vagabundeo mental.
Que se termina en cuanto reaparece en figura la apercepción.
Los pájaros de ciudad, solamente viven hasta que no pueden evitar morir.
El frío viene hasta que el planeta vuelve a acercarse al sol.
Es mi mirada constante, es mi delirio constante, lo que permanece.

02VIII17

Lo que no se pierde ni se encuentra habita siempre en su lugar Incluso cuando es ignorado, incluso cuando es malentendido. Hemos unido lo...