8 de octubre de 2013

07X13

No veo la inflexión, no hay frontera vislumbrable de paradigmas ni mediación adaptable al peso nauseabundo de la realidad. Cuál es el sentido de un avance futuro si eso no contrarresta el sufrimiento masivo del presente?  A qué clase de promesa cósmica debería poder aferrarme si no hay cura posible; qué justificación podría ser la llave que abra las puertas a la convivencia de mi percepción con el cáncer metafísico en el que convirtieron al mundo? Qué idea es suficientemente valiosa para sacrificar hipócritamente la coherencia? Hace ruido un árbol que cae solo en el bosque si no hay nadie que pueda escucharlo? Sirve de algo ver con la mente, si nadie sabe que la mente puede ver? Ya nadie, o casi nadie es capaz de entender cuán solo se está. Todo lo que crearon para nosotros es un panoptismo globalizado de mentiras y coerción, una fiesta sádica del poder seduciendo al odio.
Me cuesta la vida seguir siendo capaz de concebirme como fracción del todo [no puedo abrirme paso. 
Ya estoy harta de que todos lo desvirtúen en una fracción de lo real, sin siquiera hacerse cargo, como si por ser completamente ignorantes dejasen de ser responsables. [no puedo soportar el vacío.
Nada de eso existe.
Harta de estar atada a este mundo de indiferencia consumada, 
no tengo nada que ver con él;
harta de vivir en dos dimensiones, mi mente no opera en cifras ni distancias.
Harta de intentar encenderlos
mientras son arrastrados por corrientes imaginarias,
por ríos virtuales de autocomplacencia
y pupilas diminutas, que se vuelven invisibles.
Harta, hastiada, agobiada, de no poder dormir, 
de no poder soñar, de no poder despertarme
de esta ciudad putrefacta, repleta de esos seres hediondos
del reloj neurotizante, del existencialismo mediocre
de que todos se ignoren a sí mismos y al mismo tiempo
pretendan entender el sentido de estar.
Yo ya no estoy.
Me moriría en un instante si me permitiese estar.

7 de octubre de 2013

03X13

Descreer la entificación
                    descrear la racionalidad
deconstruir la deconstrucción
                         tangencializar el ego
positivizar el nihilismo
                       inducir la conciencia sólo a voluntad
porque no hay principio, no hay centro, no hay fondo
                                           no hay tiempo ni silencio ni imposibles
cuando se trata de la mente.

3 de octubre de 2013

Invitación al vómito

Cúbrete el rostro
y llora.
Vomita,
largos trozos de vidrio,
amargos alfileres,
turbios gritos de espanto,
vocablos carcomidos;
sobre este purulento desborde de inocencia,
ante esta nauseabunda iniquidad sin cauce,
y esta castrada y fétida sumisión cultivada
en flatulentos caldos de terror y de ayuno.

Cúbrete el rostro
y llora...
pero no te contengas.
Vomita,
ante esta paranoica estupidez macabra,
sobre este delirante cretinismo estentóreo
y esta senil orgía de egoísmo prostático:
lacios coágulos de asco,
macerada impotencia,
rancios jugos de hastío,
trozos de amarga espera...
horas entrecortadas por relinchos de angustia.

Oliverio Girondo.

2 de octubre de 2013

02X13

Por qué debería seguir escuchándolos,
por qué debería seguir tolerando su vaciamiento mental?
Qué cosa justificaría la constante y absurda pérdida de tiempo?
Nadie escucha hasta querer escuchar, nadie piensa hasta decidir hacerlo,
y dado el colapso del mundo, no querer y no decidir no es justificable.
No escuchen, no piensen.
No todos entienden que ascender no es aplastar.
Van a retorcerse en su estupidez cuando lo hagan
y se den cuenta de que no se puede ser todo en todos,
si no se es absolutamente nada en uno mismo.


12X17

El punto no es llegar, nunca lo fue el punto está en todos estos devenires esto que es, que no es,  que se crea a sí mismo, de vez en cua...