12 de febrero de 2013

120213

Estoy en una secuencia tan enorme y tan completamente coherente que ni siquiera deja espacio al shock. Nada jamás tuvo tanto sentido partiendo del hecho de que tal idea se retroalimenta a sí misma y subsiste de esa manera haciendo que todo funcione a la perfección y que nada quede afuera.
Ni siquiera puedo sorprenderme porque yo también soy eso.
Cuando todo cierra, cuando el conflicto no es tal, cuando no hay una sola partícula en el universo que no tenga una causa y un fin y un enfoque y todo eso sea armonía en cada uno de sus instantes,
ahí está el Principio.

12X17

El punto no es llegar, nunca lo fue el punto está en todos estos devenires esto que es, que no es,  que se crea a sí mismo, de vez en cua...