26 de noviembre de 2012

Es todo un fla, por más trillada que esté esa expresión de mierda.
No sé. Raro. Está todo ultra raro.

18 de noviembre de 2012

Starlight.


Far away, this ship has taken me far away,
far away from the memories of the people who care if I live or die.
Starlight, I will be chasing a starlight until the end of my life,
I don't know if it's worth it anymore.
Hold you in my arms, I just wanted to hold you in my arms.
My life, you electrify my life,
let's conspire to ignite all the souls that would die just to feel alive.
I'll never let you go if you promise not to fade away, never fade away,
Our hopes and expectations, Black Holes & Revelations
Our hopes and expectations, Black Holes & Revelations
Far away, this ship has taken me far away,
far away from the memories of the people who care if I live or die.
And I'll never let you go if you promise not to fade away, never fade away,
Our hopes and expectations, Black Holes & Revelations
Our hopes and expectations, Black Holes & Revelations
Hold you in my arms, I just wanted to hold you in my arms
I just wanted to hold...


exacta-mente-eso.

15 de noviembre de 2012

151112

Una vez, una de las pocas personas cuya opinión tenía en cuenta además de la mía, me dijo: ''viví en tu cuerpo''. Y es como que de alguna manera di por hecho que lo entendía. Pero hoy me estaba acordando de eso, y de todo lo que hago desde entonces, incluso desde antes. Vivo contaminándome, vivo forzándome a aguantar cualquier cosa que me molesta hasta que se aburra y se vaya sola, vivo ganándole por cansancio a mis dolores de panza y de cabeza y a mis ganas de vomitar a fuerza de cigarrillos. Y cuando yo misma, yo, no mi cabeza, intento decirme algo, automática e inconscientemente lo censuro, al cigarrillo se le agregan los auriculares de tal manera que no me dejen escucharme a mí misma y me siento a esperar, y espero.
Estoy muy cansada. Creo que nunca estuve tan cansada en toda mi vida. Tengo la cabeza cansada, y eso hace que ese agotamiento se manifieste en todo lo demás. Tengo el cuerpo cansado, la sangre cansada, los ojos cansados, cada terminación nerviosa al borde del desmayo. Pero no puedo parar, ni un segundo, y disfrazo todo lo que me pasa, lo tapo, le creo una capa de disimulo hecha con todo lo que pasa a mi alrededor. Estoy cansada porque no entiendo nada, pero trato de entender algo todo el tiempo. Estoy cansada porque me importan muchas cosas y todas son muy dificiles, o muy abstractas, o muy estúpidas. Estoy cansada porque me importan muchas personas pero no quiero leer en ellas sólo porque sé que puedo hacerlo, ni puedo escribir en ellas sólo porque sé que puedo entenderlas. Estoy cansada porque soy susceptible a cualquier tipo de intrusión, pero en la mayor parte de los casos no puedo evitarla. Estoy cansada porque no sé qué elegir pero necesito tener la posibilidad de hacerlo, y no la tengo. Estoy cansada porque hace ocho meses que no duermo, y cuando lo hago es como si la realidad se duplicara y viviese días de 48 horas. Estoy cansada porque cada cosa que no digo se aloja en mi garganta y empieza a pudrirse y no sé cómo dejar de hacer eso. Estoy cansada porque miro todo el tiempo para atrás mientras trato de ir para adelante, y eso me marea, me desorienta y me hace sentir estúpida y sola. Estoy cansada de antemano porque sé en qué me voy a convertir. Estoy cansada de saber que no voy a evitarlo porque ser así es lo único que me mueve. Estoy cansada de mi mente hiperactiva, que es el único lugar del que no puedo tomarme un respiro.

6 de noviembre de 2012

061112

Pienso. Exploto. Caigo. Pienso, sigo pensando. No hay nada que no piense, pienso todo el tiempo que  tengo que dejar de pensar. 
O pensar un poco menos. O no reducir la realidad a mi mente. Pero pensar me llena, me dibuja y desdibuja, me mueve en todas las direcciones, me enciende, y me apaga, y me supera, me desborda, me hace bien, me duele. 
Exploto. Caigo, y sigo cayendo, hasta el fondo de mi mente que no existe, ni el fondo, ni mi mente, infinita caída a un final imposible; inconcebible, y real, y eterno.
Y cierro los ojos, y mi mente es negro y eterno, y abro los ojos y mi mente es blanco y monotonía, y si pienso estallo en colores y dimensiones de todo eso que solamente existe en mi cabeza, que es como si no existiera, pero existe, es la esencia exacta de la más idiota de las cosmovisiones, el trasfondo latente del futuro que denigro, la consumación de la realidad que trato de entender pensando.  Y entonces exploto, y caigo. 
Y me pierdo, es una insignificancia totalizadora. 
Y eso soy. Eterna e insignificante.

5XII17

Si no versara la realidad sobre la reconstrucción la idea y la escencia; Si no existiésemos por fuera de nuestra autoconciencia nuestra p...