28 de noviembre de 2010

Cómo vivís sin pensar?
Cómo vivís sin preguntarte el por qué de lo que ves, sin buscar el sentido de quién sos?
Cómo vivís sin interesarte por nada, sin darte cuenta de que hay más?
Cómo vivís sin intentar creer que hay más, cómo no te aterra la idea de que no haya nada?
Cómo vivís sin saber si sos lo que querés, si querés lo que sos?
Cómo vivís sin ser nadie?
Cómo vivís con la 'mente' asquerosamente cerrada a todo lo que está afuera de lo que tu comprensión puede evaluar como aceptable?
Cómo no te importa todo lo que queda afuera de eso?
Cómo vivís conformándote con ser un número más del montón?
Cómo vivís siendo solamente un ente, un ser vacío, un ser sin razón de ser?
Cómo vivís mirándote al espejo y viendo ese reflejo que bien podrías ser vos, o cualquier otro?
Cómo vivís en un planeta de frivolidad universalizada?
Cómo vivís queriendo ser parte de ella, cagándote en lo que realmente vale la pena?
Cómo vivís sin que nada, nada, nada sea movilizador?
Cómo vivís con los ojos vendados, cegado, alienado?
Cómo vivís sin darte cuenta de que sos una cifra?
Cómo vivís vistiendo lo que está de moda, escuchando lo que te obligan las radios, comiendo lo que te venden los supermercados, pagando por cosas que jamás te detuviste a pensar si querés, o necesitás, o lo hacés por inercia?
Cómo vivís con tu imagen estereotipada y tu cráneo eternamente ahuecado?
Cómo vivís siendo feliz con una horda de desconocidos igual de frívolos que vos en tu facebook, y ninguno con quien puedas contar, ninguno que realmente te conozca, ninguno que realmente crea en vos, sabiendo que también para ellos, no sos más que una imagen, un número, otra vez?
Cómo vivís sin erradicar de tu cabeza toda la escoria con la que fue rellenada, si ni siquiera sos consciente de que está ahí?
Cómo vivís dejando a un lado el hecho de que para que vos tengas cada objeto que tenés, tiene que existir alguien que no tiene absolutamente nada?
Cómo vivís rodeado por la masificación y a la vez aislado, imposibilitado de hablar en tu idioma, comunicándote en un pseudo-lenguaje especialmente derivado de la decadencia?
Cómo vivís sin valorar jamás lo que cuesta conseguir todo lo que tenés?
Cómo vivís sin acordarte de los que no lo tienen, por más que se esfuercen?
Cómo vivís intentando desdesperadamente pertenecer al primer grupo de idiotas uniformados que se cruza en el camino que seguís sin saberlo?
Cómo vivís si no sabés vivir, si no sabés si estás viviendo, si no querés saber nada?
Cómo vivís hastiado de lo que te imponen?
Cómo vivís soportando sin chistar el huracán de mierda publicitaria que te transformó?
Cómo vivís sintiendo en colectivo, pensando con lo que queda de tus neuronas calcinadas?
Cómo vivís ignorando que sos uno más?
Cómo vivís siendo otra oveja en el corral, aceptando las sobras de los que están arriba?
Cómo vivís sin darte cuenta de que sos un títere del sistema?
Cómo vivís sin rebelarte a eso?
Cómo vivís sin elegir, sin buscarte, sin encontrarte, por ende, jamás?
Cómo vivís sin necesitar una revolución?
Decime, cómo carajo vivís?

25 de noviembre de 2010

Hakunah Matata


 Ya estamos carajooooo. O sea, se terminó el fucking año de escuela, es 25 de noviembre, falta un mes para navidad (?) cosa que sinceramente no me interesa en lo más mínimo pero significa que empieza el calor, la playa, la buena onda, las ganas de vivir, de levantarse, de estar, de reírse, o sea, las ganas de todas las cosas que no tengo ganas de hacer onda desde ¿Mayo? Vacaciones, en resumen. Posta que las necesito. Basta de colegio. Basta de rutina. Basta de madrugadas. Necesito sol, necesito mirar el cielo y que sea celeste, necesito vivir mis 17 como quiero. Y no tengo esa típica depre ni ganas de hacer el balance del año (me llevaría mucho tiempo que voy a utilizar para algo más productivo). No tengo ganas de replanteos, ni de preocupaciones ni de ponerme a pensar en gente/cosas buenas-malas/materias pendientes/objetivos pendientes, whatever. Igualmente estoy hiper cansada, tengo banda de cosas que hacer, banda de motivos de preocupación, banda de cosas que me dan vueltas en todo puto momento, o sea, no tiene sentido este arranque de optimismo y no tiene sentido que yo esté viendo 'el lado bueno' de todo. Creo que estoy cambiando un poco la mentalidad, racionalizando quizás, pensando con más cabeza. Me siento un poco menos pendeja y un poco más cuerda. Deben ser los años (?) ah, le daba el viejazo. En realidad, sé que lo voy a hacer en algún momento, eso de ponerme a pensar. Claramente, no va conmigo no hacer esas cosas pero mientras pueda estar en paz sin tener la necesidad de romperla, no pienso complicarme la vida. Y eso me suena tremendamente razonable, coherente con lo que dice 5 renglones más arriba (Sí, coherente). Tampoco es que me interese demasiado ponerme a analizar NADA. A la mierda todo.
A la mierda el colegio. A la mierda silva. A la mierda los boludos. A la mierda reaccionarios.
Anyway, increíblemente tengo el panorama (¿?) mágicamente resuelto para los próximos 5 días, dos de los cuales vienen bastante heavy.
Hoy 25: Matemáticas, física, matemáticas, facebook. Ok, soy realista.
Viernes 26: Matemáticas, nota de química, ponele que física, teatro, fiesta de egresados, último día de clases :') O sea, joya.
Sábado 27: dormir, física, dormir.
Domingo 28: dormir, física, física, dormir.
Lunes 29: Física. Nota de física (Y) & sea cual sea ---> PLAYA. Vacaciones. Sol. Calor. Verano. Felicidad. La puta ostia.

22 de noviembre de 2010

Miraba sus manos. Las contemplaba, estudiaba, analizaba. Las desmontaba en partes para incorporar cada pequeño detalle y volvía a armarlas para apreciar la armonía del todo. Se fascinaba con cada ramificación y cada extensión y cada vena, y cada movimiento de los tendones al extender los dedos. Súbitamente apreció como al realizar ese movimiento sentía algo nuevo, algo a lo que no había prestado atención. Sentía como su mano se entrelazaba y se fundía en la de él, sentía que su propia mano mutaba y sufría una metamorfosis que convertía a esas dos manos entrelazadas en una sola. Sentía como esa parte de él se transformaba lentamente en una extensión de sí.
Retiró su atención de su mano. La centró en sus ojos. En los ojos de él.
Siempre lo miraba como si jamás lo hubiera visto antes. Lo miraba y lo redescubría a cada segundo. Se concentraba en esos ojos en los que adoraba sumergirse, esos ojos en los que el tiempo se desdibujaba y todo el universo se reducía a dos miradas conectadas, dos miradas que como las manos, eran una sola. Miraba en detalle, dilucidaba la expresión de las cejas, y se preguntaba qué pensamientos de madrugada en vela eran responsables de esas ojeras casi invisibles, pero siempre presentes. Examinaba una a una las pestañas, negras, largas, que enmarcaban esas pupilas que eran su océano favorito, en el que se sumergía una y otra vez, en el que siempre encontraba la calidez que buscaba desde lo más profundo de su escencia.
Y una vez que emergía a la superficie hallaba que esos ojos le devolvían la mirada y buceaban en los suyos y las miradas se conectaban y se fusionaban y cada vez eran más un mismo ser.
Sentía a sus corazones latir al unísono. Y nada podría jamás separar a esos ojos. Sentía sus manos unidas como si siempre hubieran estado así. Recordó que tenía otra mano y lentamente, recorrió el brazo de él, hacia arriba, desde la muñeca, rozando el codo, llegando al hombro, enroscando los dedos en su pelo, sintiendo su textura. Casi involuntariamente, manteniendo la mirada, apoyó su frente en la de él. Sintió que su mano se posaba lentamente en la base de su garganta, sintió sus dedos recorriendo su cuello. Suspiraron al unísono y ambos alientos se unieron en el aire. Se acercaban. Se medían. Se sentían. Ella bajó la mirada hacía esa boca eternamente soñada. Sintió la electricidad esparciéndose por el aire.
Y al segundo siguiente, dejó de recordar. Volvió a su realidad. Y otra vez lo sintió esfumarse, como cada noche. Y otra vez se quedó con el aroma de su aliento perdido entre sus cuerdas vocales. Otra vez se quedó con las manos despojadas de su sostén y los ojos perdidos en la nada de la ausencia, y los labios con ese reconocido sabor a soledad, y la habitación llena de silencio en dónde otra vez se negaba a percibir el ruido de ese corazón, que ya no tenía con quién latir.

21 de noviembre de 2010

Te das cuenta de que necesitás vacaciones cuando el hecho de no encontrar la tabla periódica te arruina la jornada.
Y los nervios.
Maybe we're not supposed to be happy.
Maybe gratitude has nothing to do with joy. 
Maybe being grateful means recognizing what you have for what it is. 
Appreciating small victories. 
Admiring the struggle it takes simply to be human. 
Maybe we're thankful for the familiar things we know.
And maybe we're thankful for the things we'll never know. 
At the end of the day, the fact that we have the courage to still be standing 
is reason enough to celebrate.

10 de noviembre de 2010

FURY

 
  You're so happy now 
Burning the candle at both ends. Your self loving soothes 
And softens the blows you've invented.
Breathe in deep and cleanse away our sins; And we'll pray that there's no God 
To punish us and make a fuss.
Cracks healing up; 
Future soul, forgive this mess. You waste twenty years 
And wind up alone demented.
Breathe in deep and cleanse away our sins And we'll pray that there's no God To punish us and make a fuss
Breathe in deep and cleanse away our sins And we'll pray that there's no God To punish us and make a fuss.
Yo creo que esto es demasiada coincidencia. No?

5 de noviembre de 2010

Paren el mundo. Me quiero bajar.

Creo recordar haber escrito una declaración de principios relacionada al hartazgo que me producía la rutina onda el ¿10 de septiembre? Ponele. Genial. Noviembre? Qué es esto? En qué momento pasaron once meses del año que empezó ayer? En qué momento cambié los lentes de sol, la malla y el equipo de mate por un módulo de matemáticas? En qué momento empezó el otoño, en qué momento terminó el invierno? Se me vuela el tiempo. Siento que voy a respirar profundo, pestañear dos veces y voy a estar de cara a mi último año de secundaria. Es decir, mi último año de secundaria. Y ni siquiera es que el tiempo se me pasa volando y digo 'genial, pasó todo rápido y no me di cuenta de nada y ahora falta un mes para las vacaciones'. El tiempo se me pasó volando pero se me nota en las venas, se me nota en la paciencia consumida, en el humor de mierda, en el sueño atrasado, en la ciclotimia elevada a la décima potencia de su estado normal, en el sumario de cosas pésimas/malas/buenas/geniales que pasaron este año (muchas), en los 10 minutos del día de hiperactividad seguidos por 10 de agotamiento reiterados sucesivamente a lo largo de las 50 horas que siento que tiene mi día. Pasó el primer cuatrimestre, pasaron las vacaciones de invierno, el viaje de historia, arte joven, el recital de Ska-P (la puta ostia ♥), el viaje de medio -al que no fui, de hecho, pero la cosa es que 'sonaba lejano'- y ahora felizmente tengo que ponerme a estudiar frenéticamente con los ultimos cinco gramos de materia gris que me quedan para aprobar física y con suerte, el resto de las materias de este año y, obviamente, empezar el verano con todas las pilas, para que, carajo, se me pase volando y dentro de X entradas al blog diga 'Increíble, hoy fue mi último primer día de clases'. Es genial la forma que tienen las cosas de dejar de tener sentido, pero igualmente, ocupar el 95% de tu tiempo (Sí, un 5% es todo tuyo). Necesito unas hermosas y prolongadas vacaciones mentales, bajar las revoluciones y subir el interés general por lo que me rodea. Pero, hey! No es tan malo. Posta (:


4 de noviembre de 2010

         


         
          Don't kid yourself,
            And don't fool yourself;
              This love's too good to last
                And I'm too old to dream.
                  Don't grow up too fast,
                And don't embrace the past;
              This life's too good to last,
            And I'm too young to care.
          Don't kid yourself,
            And don't fool yourself,
              This life could be the last
                And we're too young to see.

2 de noviembre de 2010

Aires de rebelión en Latinoamérica!






 Porque siguen haciendo que valga la pena, que Ska-P sea un sentimiento INCONTROLABLE

 Gracias y Hasta la Victoria Siempre

Estamos aún en Buenos Aires esperando ese avión que nos lleve a Chile para el próximo concierto en Santiago y una gran sonrisa domina nuestro rostro después de haber gozado con nuestra gente de 2 conciertos inolvidables. En Neuquén, con los obreros de Zanón, compañeros y compañeras en pie de guerra por cambiar este orden criminal del mundo, gente que te hace sentir que el cambio a un mundo mejor es viable y está mas cerca de lo que muchos se piensan, hemos conocido el funcionamiento de una fábrica gestionada por sus obreros, una fábrica sin patrón, una fábrica que no cesa de crear puestos de trabajo con dignidad. HERMAN@S de Zanón nuestro mas sincero agradecimiento por lo que están logrando, son grandes, muy grandes. También nos gustaría recordar que un compañero está preso por exigir justicia, por no callar ante el silencio macabro de la sinrazón en Palestina, se llama Roberto Martino y desde aquí exigimos su liberación inmediata y la de todos los presos políticos. El concierto salió de muerte, sin policias, sin uniformes, Ska-p, los obreros de zanón y toda la peña que inundó la fábrica de solidaridad y alegría, de esperanza. Mil gracias a tod@s, sin duda fue un concierto memorable. ¡LARGA VIDA A ZANÓN BAJO GESTIÓN OBRERA!. En Buenos Aires, en el temido parque roca por muchos, el concierto salió también de muerte, fueron 2 horas largas que se hicieron cortas, nos quedamos sin temas, tocamos casi todo lo que habíamos preparado, no queríamos que terminase el recital. 
Que placer tocar para vosotr@s camaradas. Muchísimas gracias y nos vemos en unos años. 
Salud y libertad, Argentina !!!

12X17

El punto no es llegar, nunca lo fue el punto está en todos estos devenires esto que es, que no es,  que se crea a sí mismo, de vez en cua...