29 de septiembre de 2010

28 de septiembre de 2010

Si me molestan me pongo a hablar, y si me aprietan me sale aguantar;
Muestro los dientes, soy mas feroz. Ya no me sirve tu caldo precoz.
Junta su plaga el muy desgraciado, me da la gana y por descarado le doy;

Y es que voy a repetir: Callate por favor.
Vende su carne por ser normal, y mi locura no esta nada mal.
Muy importante es no parecer que uno es honrado para no perder.
Es una fija verla pasar, muy despacito, y por buchonear le doy;
Y es que voy a repetir: Callate por favor.
Me han confundido por mi ilusión, ya estoy metido y por cabrón le doy;
Y es que voy a repetir: Callate por favor.

22 de septiembre de 2010

Humo.

Sentí que había llegado al fondo del asunto. Que ya no podía ir más allá, que ya todo estaba dicho y hecho. Entonces, respiré profundo (tan profundo como era capaz en ese momento). Miré a mi alrededor, a ese lugar tan eternamente conocido que ya sentía como propio. Los árboles, siempre estáticos, siempre distintos. Las nubes, el cielo celeste en el centro; rosáceo y anaranjado en los confines. El sol se estaba poniendo y casi podía sentirlo. Era estúpido notar la diferencia, técnicamente, nada había cambiado pero algo en mi atmósfera personal me daba la pauta. Había empezado la primavera. Y no era tanto la noción de un comienzo lo que me había alertado, sino esa mezcla de alegría y nostalgia por el hecho simultáneo: se había terminado el invierno. Siempre pensé que no hay frases más desesperantes que aquellas relacionadas a los cambios de ciclo, a las nuevas etapas, a dejar unas atrás para descubrir nuevos horizontes. Sin sentido. Acartonadas. Predecibles. Así las veía. Sin embargo en este caso, aunque no era exactamente éso lo que rondaba mi mente, se asemejaba. En una forma más complicada, más profunda, más propia, más mía. Sentía que estaba al borde de un cambio de perspectiva. Notaba como, entre más pensaba, más me acercaba a algo que no estaba segura de querer aceptar.
No, definitivamente no estaba segura de querer aceptarlo. Noté que mi respiración se aceleraba. Frené en seco lo que estaba pensando. Encendí un cigarrillo. El baile del humo era hipnótico. O tal vez, era sólo mi mente en blanco, mi mente bloqueando cualquier otra cosa que no fuera la imagen de ése humo subiendo, alejándose libre, mi mente desprendida de sus ataduras, mi mente flotando a la deriva, alto, más alto que ese humo hipnótico, más allá de lo que podía percibir, mi mente tratando de dejar a un lado por un segundo esa maratón de interrogantes, mi mente empeñándose en dejarse llevar por ese baile etéreo de humo en vez de ser atraída por ésa espiral de motivos que me hacían ser quién soy. Y al segundo siguiente, mi mente cayendo, volviendo a mí, recuperando la noción del tiempo y el espacio, aceptándose consciente del suelo que pisaba, del cigarrillo en mi mano, volviendo a las mismas dudas, mirando otra vez a través de estos ojos, e intentando nuevamente llenar los pulmones.
Ése era el momento. Era necesario que, antes de hacer ése cambio de perspectiva que sentía avecinarse, al menos, tuviera las cosas en perspectiva. No es que sea una persona que tiene métodos definidos para hacer las cosas pero necesitaba un punto de partida. Necesitaba saber, en verdad, qué era éso. Éso en lo que pensaba hacía tanto. Eso que sentía. Éso que me anudaba la garganta, me revolvía el estómago, me encogía el corazón. Miré hacia arriba otra vez. El mismo cielo, pero diferente. Los mismos árboles, impulsados por un viento que no recordaba presente al momento de llegar. El sol más lejano. La brisa en mi cara. Pájaros. Pájaros en el cielo y pájaros en la tierra, pájaros mezclando las distancias arriba con el suelo que me sentía segura al pisar. Y el humo todavía en el viento, adaptándose, alejándose, siendo parte del aire. No pude evadir la comparación; yo también había intentado combinar dos mundos tan distintos pero que quería hacer coexistir con ésa misma naturalidad. Los pájaros, que vuelan, dueños del cielo y del aire, pero con los pies en la tierra cuando es necesario. Y el humo, tóxico, gris, pero igualmente libre, siendo parte de ese aire. Recordé.
Recordé que cuando te conocí, yo todavía no volaba. Te recordé ahí sentado un diciembre cualquiera, rodeado por otras aves sin nido como vos, y como yo. Recuerdo haber pensado en la palabra nosotros. Recuerdo tu eterna expresión que es algo que no sé describir, algo que es tuyo y que de alguna manera, me dejás ver en vos. Recuerdo el paso de los días, y con ellos, cómo el hecho de volar era algo cada vez más natural, algo que sentía mío, algo que quería que compartiéramos.
Recuerdo que los días pasaban, y que volar era algo que se debía a vos, pero que no era nuestro. Y, no sé por qué razón, te recuerdo cerca. Te recuerdo presente. Recuerdo un momento exacto en el que me demostraste que si lo queríamos, podíamos volar juntos. Recuerdo mis reparos ante la idea. Recuerdo que, por unos instantes, menos de los que recuerdo incluso, lo hicimos. Y es tan dificil hablar de algo y metaforizar algo que es solamente un recuerdo, aunque sea el motor de mi ser desde que estás en mi vida. Pero es cierto. Volamos. Prefiero decir que volamos. Porque vos quisiste que, ése atardecer no fuera tuyo y mío sino nuestro, y quisiste que terminara, como todo lo demás.
Recuerdo el día en el que llegaron los interrogantes. Recuerdo el momento exacto en el que empecé a cuestionarme, a tratar de saber dónde me estaba metiendo. Pero claro, nunca fuiste predecible y yo jamás fui capaz de, por mis propios medios, evitarte. Y verte volar, verte libre y sin ataduras, una, y otra, y otra vez me impulsaba, me animaba, me inducía y me arrastraba a desear acompañarte otra vez. Y ahora, que sí algo estoy haciendo es tratar de llegar a ése atisbo de perspectiva, veo cuán lejos estaba de eso que sentí tan cercano alguna vez. Obviamente, en ése momento no lo sabía. Asique a mi manera lo intenté.Y cuando digo que lo intenté, creéme que lo hice. Jamás había intentado tanto algo. Jamás me había visto tan arrastrada por algo, por alguien, jamás había actuado sin antes pensar, no al menos de ése modo. Pero parecía que vos y tu vuelo habían llegado para romper mis esquemas y lo quisiera o no, tampoco tenía la opción de elegir. Ahora que lo pienso, creo que fui tonta. Tonta y necia por tratar de unir cielo y tierra y esperar que funcionara. Intenté ponerte los pies en el suelo pero eso no era posible con alguien como vos. Intenté elevarme yo, pero tenía demasiados recaudos de caídas pasadas como para alcanzarte. Intenté olvidar. Y cada vez que creía haberlo hecho, pasaba por alto que te necesitaba más. Y cuando lograba desprenderte a vos y a tus alas de mi mente, aparecías súbitamente, sin que yo te llamara, sin que yo te quisiera ahí, recordándome que existías, recordándome que jamás te olvidé, recordándome que tenía que seguir, seguir intentando aunque me destrozara el intento.
Y pasó el tiempo. Y acá estoy. Y me olvido de los pájaros, y los árboles que nada tienen que ver con vos ni conmigo, porque ése nosotros que tanto quise, jamás existió. Me olvido del viento que imaginé impulsándote, porque jamás dejaste de estar donde estás. Y te veo ahi, sentado en el mismo lugar que aquella vez, y veo que sos el mismo. Y entiendo que jamás existió la posibilidad que busqué por cielo y tierra, conta viento y marea, entiendo que jamás te entendí asi como vos tampoco me entendiste (pero en el fondo, sé que la diferencia es que yo lo intenté). Siento como si todos mis anhelos y todo lo que alguna vez soñé conseguir, todo lo que me trajo hasta acá no hubiera sido más que imágenes mostradas a través de las ventanillas de un tren. Un tren que veo alejarse, un tren que se lleva todo lo que quise sentir como propio.
Trato de dejarte ir. Mentira. Trato de sacarte de mi mente, porque no puedo dejar ir algo que nunca estuvo acá. Y vuelvo a mirar el humo, el humo subiendo y alejándose de mí, voluble, a merced de la brisa. Y otra vez no puedo evitar relacionarlo a vos (como todo) y me doy cuenta que jamás hubo cielo y tierra, jamás hubieron vuelos compartidos, nunca existió ninguna relación con las alas y los pájaros. Siempre fuiste humo en mi vida. Humo que es tóxico y gris, humo que también me hipnotiza, humo libre, humo que se desvanece, humo que recuerdo pero que no está, humo al que soy adicta. Siempre fui yo quien quedaba, siempre fui yo la que observaba como ibas, y venías, como te dejabas llevar por el viento y cómo eras parte del aire mientras trataba inútilmente (estúpidamente) de retenerte, como si fuera posible, como si yo misma quisiera eso. Y vuelvo a respirar hondo. Y veo como algo se escinde en mi, cómo te lo llevás, sin siquiera saberlo, como tantas otras cosas. Y quiero irme, irme y no volver jamás a soñar con vos ni a desear tenerte pero, me doy cuenta, que, una vez más, me estoy mintiendo a mi misma.Y, como una epifanía, encuentro mi cambio de perspectiva, siento renovarme. Abro los ojos, e increíblemente veo más allá de mis ojos, más allá de vos y del aire, más allá de las lágrimas, el dolor y la decepción. Comprendo. Me resigno a que sin estar, seas parte de quién creo ser. Me resigno a que otra vez algo termina, algo empieza y yo sigo estática, permaneciendo, siempre en éste lugar, y vos.. no sé, supongo que sabrás dónde estás.
El humo es el mismo humo, y los árboles son los mismos árboles; y los pájaros pasan sobre mí y respiro el atardecer como tantas otras veces, e intento llenar mis pulmones vacíos e intento, intento, intento, sigo intentando encontrar la manera volar en tu cielo, aunque sea solamente una vez más.

21 de septiembre de 2010

20 de septiembre de 2010

Decime si no soy RE copada.

Fin de semana de 4 días? AWESOME. Lástima que soy una ortiva. Sí, éso suele ser un problema.
Lástima que me desperté a las 4 de la tarde y ni mi humor, ni mis ganas, ni la hora, ni mi pelo, de hecho, acompañaban como para hacer algo copado. Lástima que mañana también me voy a despertar a quién-sabe-qué hora y voy a estar sin saber qué hacer, de mal humor por no hacer nada, pero sin iniciativa para hacer algo, cansada de estar acá, pero histérica por el mismo motivo; aburrida de la tele, aburrida de la pc, pero prefiriendo quedarme sentada leyendo blogs y tomando café toda la tarde; sin ganas de hacer nada para el colegio y sintiéndome culpable por no hacerlo. Y es siempre la misma, no quiero salir, pero no me quiero quedar un sábado a la noche en casa; tengo ganas de estar sola, pero quiero joder con amigos; no tengo hambre, pero como; no tengo sueño y duermo 45 horas seguidas; no estoy mal, pero no estoy bien; estoy contenta, pero me tiraría por un acantilado; estoy cansada, pero no puedo parar de moverme; todo me jode, pero está genial; tengo ganas de ir, pero no sé como carajo volver; no sé qué hora es. pero miré doscientas veces el reloj; está re bueno, pero es un idiota; es la última cosa que quiero/debo hacer, pero es exactamente lo que hago; digo que sí, pero no; creo que no, pero sí; no me importás, pero pienso en vos 25 horas por día.
Damn it, qué copado fin de semana. Ciclotimia rules.

19 de septiembre de 2010

1. ¿Cuál es tu idea de la felicidad perfecta?: cuando al tener la opción, elegís ser quien sos y estar donde estás.
2. ¿Cuál es tu miedo más grande?: darme cuenta que no soy lo que quiero ser.
3. ¿Cuál ha sido tu mayor atrevimiento en la vida?: nunca hice nada muy osado.
4. ¿Qué es lo que más te disgusta de tu apariencia?: a esta altura me da lo mismo.
5. ¿Cuál es la manifestación más clara del odio y la avaricia?: en mi o en general? en mi, odio cuando alguien se interpone en lo que quiero. Avaricia, no sé, por ahí el hecho de que me interesa más lo que yo quiero que lo que quieren los demás. Y en general, el odio es perjudicar porque sí. Y avaricia es cagarse en los demás.
6. ¿Cuáles son las palabras que más usas?: boluda, re, claramente, o sea, cansada.
7. ¿Qué es de lo que más te arrepientes?: de no hacer nada de lo que digo que quiero hacer, de perder el tiempo con gente que no lo vale, y de tantas otras cosas..
8. ¿Cuál es tu estado actual de ánimo?: pésimo.
9. ¿Cuál es tu posesión más preciada?: no sé, por ahi el cuaderno. really helps.
10. ¿Cuál consideras que es la peor miseria?: la ignorancia.
11. ¿Dónde y cuándo eres feliz?: cuando estoy sola y tranquila; da igual dónde.
12. ¿Cuál es el rasgo de personalidad que menos te gusta en una persona?: la frivolidad.
13. ¿Qué o quién es el más grande amor de tu vida?: MUSE & Joxemi.
14. ¿Cuándo mientes?: Cuando estoy mal, para que no me jodan intentando averiguar por qué.
15. ¿Qué no perdonarías?: una traición grosa.
16. ¿Qué te hace reír?: que la gente se caiga :|
17. ¿Qué te hace llorar?: depende mi estado de ánimo
18. ¿Cuál consideras que ha sido tu mayor logro?: no creo haber logrado nada todavía.
19. ¿Dónde te gustaría vivir?: Unites States of Eurasia (H) No sé, acá no. En otro país. Lejos.
20. ¿Cuál es tu ideal de felicidad?: llegar a hacer y ser todo lo que quiero por mí misma.
21. ¿Cual es tu ocupación predilecta?: no lo sé.
22. ¿Qué valoras más en una amistad?: la sinceridad. Respuesta fácil.
23. ¿Cuál es tu mayor sueño?: puaj.
24. ¿Cuál sería tu mayor desdicha?: terminar siendo como odiaría ser.
25. ¿Qué es lo que más detestas?: en este momento, TODO.
26. ¿Serías capaz de matar?: no creo, andá a saber..
27. ¿Cuál es el principal rasgo de tu carácter?: ciclotimia :@
28. ¿Cuáles son tus mayores defectos?: soy medio egoísta, y mi ortivitis aguda, entre otros.
29. ¿Qué te atrae primero de una persona?: la onda, los ojos, no sé.
30. ¿Qué despierta tu ira?: la gente estúpida.

18 de septiembre de 2010

A todos los caídos, a los detenidos, a los que resisten en pie; a todos mis hermanos que nunca han callado, que no se han dejado vencer. Los que han sido humillados, a los que han golpeado las fuerzas de seguridad, los que siempre han sabido que hay gato encerrado en este sistema global;
Vándalo, te hacen llamar vándalo, peligro social, vándalo; Rebelde insurrecto, preparado para la batalla.
A los que se dejan la piel, a los que nunca han podido entender cómo cayó en la red de la codicia todo el poder. A los insurgentes que contracorriente exigen justicia social; Y me da igual de dónde sean, no hay distancia, no hay fronteras, a una conciencia firme nada puede parar.
Llegará, llegará, llegará, la balanza se equilibrará. Llegará, llegará, llegará..El redil es nuestro patíbulo.
Alarma, neoliberalismo! es hambruna, muerte y terrorismo. Alarma, neoliberalismo! prepárate!
Por los oprimidos, desfavorecidos, a los que se deja morir; sus barrigas hinchadas, la muerte en sus caras por un interés mercantil. Y ahora tú debes de meditar ¿Quién es el vándalo en realidad?
Terrorismo de estado, opulento y armado, decide quién debe vivir.
Vándalo, te hacen llamar vándalo, peligro social, vándalo, rebelde insurrecto; las cosas no se cambian desde tu sillón.
Llegará, llegará, llegará, la balanza se equilibrará. Llegará, llegará, llegará, el día de la victoria.
El redil es nuestro patíbulo..
Alarma, el neoliberalismo! es hambruna, muerte y terrorismo
Alarma, el neoliberalismo! prepárate!
 
Hoy, 18 de septiembre se cumplen 4 años del secuestro y desaparición forzada en la ciudad de La Plata de Jorge Julio López, testigo y querellante en el juicio celebrado contra  el ex-comisario Miguel Etchecolatz por los crímenes cometidos en la  última dictadura en Argentina (1976 - 1983). El secuestro, ejecutado por miembros de los cuerpos de seguridad de la provincia de Buenos Aires, tenía como objetivo paralizar el desarrollo de este juicio, que finalmente pudo concluir con una sentencia histórica ya que por primera  vez un tribunal argentino condenó a un represor de la dictadura por el delito de genocidio a la pena de reclusión perpetua, que está cumpliendo en una cárcel común.



 Estuve pensando en esta semana: hoy hace cuatro años de la desaparición en democracia de Julio López, y el 16, que hicieron 34 años de la noche de los lápices, fue el mismo día que compré las entradas de Ska-P. Y es casi paradójico el hecho de que, claramente, ir a ver una banda asi es algo que en el 76 no se podía hacer. O sea, pensé en la diferencia abismal que a fin de cuentas, sí, existe, y en que no tengo ni idea de cómo es vivir ni un sólo día de esa otra manera, si es que se le dice vivir a no poder ser quién sos, ni pensar lo que pensás, ni hacer lo que hacés, ni creer lo que creés.
No sé, no hay mucho que decir; está más allá de cuestión que es inaceptable. Es intolerable que hayan pasado y sigan pasando estas cosas, que siga caminando por la calle una horda de genocidas que tienen que estar presos hasta que se mueran; todos tenemos muestras clarísimas del punto al que llega la impunidad y el descaro; a todos nos da escalofríos el sólo hecho de pensar la cantidad de hijos de puta que andan sueltos por ahí mientras acá faltan 30000 (o 30001) a los que les arrebataron el futuro por el simple hecho de pensar. Nos indigna la indiferencia, la burocracia, la corrupción y la inoperancia del sistema; sabemos que la palabra justicia no es más que un eufemismo en este país. Vivimos con padres, tíos, vecinos que sí vivieron en ésa época y a los que vemos reventar de bronca y de impotencia cada vez que la evocan. Pensamos, por ejemplo, cómo nosotros vamos en plan recriminatorio a una marcha por el boleto y cómo antes, sencillamente, te mataban por eso. Se nos llena el estómago de bilis al pensar en Malvinas o en esa foto de videla massera y agosti festejando un gol de la selección. Nos mueve el piso y nos maravilla la fortaleza que se siente cuando vemos o escuchamos a alguna de las Madres/Abuelas de Plaza de Mayo y nos conmueven cada vez que recuperan un nieto, cada vez que vemos a una persona que recuperó su identidad después de haber vivido toda su vida en una mentira y siendo víctima activa de los crímenes de la dictadura.

Creemos en las palabras juicio y castigo a los culpables pero, acá, ahora, frente a nuestros ojos, se convierten en otra frase hecha usada cada tanto.
Creemos en las palabras ni olvido ni perdón, pero no sé si realmente sabemos lo que significan. Porque mientras nosotros respiramos, vivimos, reclamamos por el boleto, vamos al colegio, compramos entradas para recitales, Julio López y otros 30000, siguen sin aparecer.

16 de septiembre de 2010

Es que nadie me comprende? QUIERO BAILAR SKA.


 Viste cuándo estás histérica y no lo podés creer y gritás como una estúpida por ver un rectángulo de cartulina verde que dice éso?  Sí, chaval, la tercera es la vencida.

45 días y a la mierdaaaaaaaaaaaaaaaa!

15 de septiembre de 2010

Tell me, WHY.

I took a chance, I took a shot. And you might think i'm bulletproof, but i'm not.
You took a swing, I took it hard; and down here from the ground I see who you are.
I'm sick and tired of your attitude, I'm feeling like I don't know you; 
You tell me that you love me, then you cut me down.
And I need you like a heartbeat, but you know you got a mean streak; makes me run for cover
when you're around. And here's to you and your temper; Yes, I remember what you said last night.
And I know that you see what you're doing to me; Tell me why.
You could write a book on how to ruin someone's perfect day. 
 Well, I get so confused and frustrated; Forget what i'm trying to say, oh,
I'm sick and tired of your reasons, I got no one to believe in. You tell me that you want me, then push me around. And I need you like a heartbeat, but you know you got a mean streak;
makes me run for cover when you're around.
Here's to you and your temper, Yes, I remember what you said last night.
And I know that you see what you're doing to me; Tell me why.
Why..do you have to make me feel small, so you can feel whole inside?
Why..do you have to put down my dreams, so you're the only thing on my mind?
I'm sick and tired of your attitude, I'm feeling like I don't know you.
You tell me that you want me then cut me down.
I'm sick and tired of your reasons, I've got no one to believe in; 
You ask me for my love; then you push me around.
Here's to you and your temper; Yes, I remember what you said last night.
And I know that you see what you're doing to me; Tell me why.
Why, tell me why!

I take a step back, let you go. I told you I'm not bulletproof, now, you know.


13 de septiembre de 2010

Fell in love when I saw you standing there
It must have been the way.. Today was a fairytale.
It must have been the way; Today was a fairytale
Today was a fairytale, you've got a smile that takes me to another planet.
Every move you make, everything you say is right; Today was a fairytale.
Today was a fairytale; all that I can say is now it's getting so much clearer.
Nothing made sense until the time I saw your face; Today was a fairytale.
Time slows down whenever you're around...

But can you feel this magic in the air?


Yeah, I know, nothing's actually changed.. But it feels so much better now.
You trick your lovers, that you're wicked and divine. You may be a sinner; but your innocence is mine.
Please me; show me how it's done. Tease me; you are the one.
I want to reconcile the violence in your heart; I want to recognise your beauty's not just a mask.
I want to exorcise the demons from your past; I want to satisfy the undisclosed desires in your heart.




12 de septiembre de 2010


I need to believe; but I still want more, with the cuts and the bruises. Don't close the door on what you adore. And faith, it drives me away; but it turns me on like a stranger's love.
It rockets through the universe; It fuels the lies, and feeds the curse.

Believes we could be glorious.


21VIII17

Escaparse preguntando los por qué aunque una sepa que no hay respuesta. Qué importa, ya lo sé, lo importante es escaparse mientras tanto....